3º Aniversario «LA PLATA CAPITAL del INMIGRANTE ITALIANO

Cada 3 de junio se recuerda que a través de un proyecto de ley presentado, elaborado y fundamentado por la FAILAP (Federación de Asociaciones Italianas de la Circunscripción Consular La Plata) la ciudad de La Plata fue nombrada “Capital del Inmigrante Italiano” a través de la Ley Provincial 14.883. Dicha Ley fue aprobada por ambas cámaras de la Legislatura Bonaerense por ser la ciudad con más arraigo y en la que se encuentra la colectividad italiana más numerosa en el territorio de la provincia de Buenos Aires.

El presidente de FAILAP Daniel Gasparetti recordó que: «que después de tanto esfuerzo se logró el objetivo por el cual FAILAP tanto había trabajado, pero que éste no es de ninguna manera el techo, esto tiene que ser el trampolín para logran mas objetivos en pos de la colectividad italiana y poder capitalizar semejante logro, que La Plata sea Capital del Inmigrante Italiano».

¿Por qué se celebra hoy el Día del Inmigrante Italiano?

La festividad de los que llegaron a la Argentina desde Italia a partir de fines del siglo XIX es en honor al padre de Manuel Belgrano. A través de la Ley Nº 24561, se estableció el 3 de junio como el Día del Inmigrante Italiano, en reconocimiento a aquellos que con valor, trabajo y sacrificio, trabajaron por la grandeza de la Argentina. Se eligió esta fecha por ser el día del nacimiento de Manuel Belgrano, como un homenaje a los italianos que han enriquecido el patrimonio espiritual y material de la Patria Argentina.

Entre aquellas familias de inmigrantes, la historia destaca a la conformada por Don Domingo Belgrano Péri, un genovés llegado de Buenos Aires previo paso por España y Doña María Josefa González, hogar en el cual nació el 3 de junio de 1770 Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, creador de la Bandera Nacional.
Manuel Belgrano, símbolo de la inmigración italiana. Su familia llegó al país procedente de Génova. Manuel Belgrano, símbolo de la inmigración italiana.

En Argentina se sigue festejando el Día del Inmigrante Italiano porque quienes son descendientes de aquellos que tomaron la decisión de dejar su país se sienten argentinos, pero orgullosos de sus antepasados. La decisión de emigrar que tuvieron muchos padres y abuelos fue mayormente movida por la necesidad. Edmundo De Amicis, en su libro Sobre el Océano, lo dice claramente: “Mi emigro per magnar” (emigro para comer).

Lo cierto es que Italia sufrió entre fines del Siglo XIX y comienzos del XX la mayor diáspora conocida en ese país. 14 millones de italianos migraron en el nombrado período. De ellos, casi 3 millones vinieron a Argentina. En ningún lado la migración italiana marcó culturalmente y a fuego a una Nación como en el Sur de Sudamérica. El lenguaje, la comida, la música, las costumbres, todo muestra la influencia de la cultura italiana. El aporte que esos inmigrantes hicieron fue parte de esa Argentina que se encontraba entre los primeros países del mundo a principios del siglo XIX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *